Unmade bed

en-soria-florence

With the dreams we had, I’ll fill the pillows

step a side, cry
try to remember the intimacy /
the last wing of the museum where the white light, grey sky
there it is: the masterpiece

and maybe, the reason why
I feel stranger & stranger /
it’s been such a long time
since I grasped the wind of love
I’m beginning to fear
the clumsiness / sincereness,
true passion

it’s different now, late 20’s
this unfulfilled desire,
not quite there yet

red-hilos-kinder

Cama sin hacer

Con los sueños que tuvimos, rellenaré las almohadas

hazte a un lado, llora
intenta recordar la intimidad /
el último ala del museo donde la luz blanca, cielo gris
ahí está: la obra maestra

la razón por la que me siento
más y más extraña,
puede /
hace tanto tiempo
que no me agarro al viento del amor
… he empezado a temer la torpeza,
la sinceridad /
pasión real

es distinto ahora, a los veintimuchos

este deseo no-cumplido
… no del todo ahí todavía _

Anuncios

Lo que a ti te di

flores-secas-bellas

Al comprender que lo que a ti te di
ya no podré dárselo jamás a nadie
supe del tiempo que ya no late
… lo veo enloquecer,

arruinarse

se enfada en el cine, me ataca en el metro

se salta la cena
y deja apilarse los cacharros lastimeros en la nevera

(el tiempo que ya no tengo, que llega tarde)

lanza una media-sonrisa resignada a que a mí llorar a cielo inmenso
consigue hacerme sentir resbalando

Porque quise dárteme, dárteme
hasta el otro lado del océano

tú que me venías con batallitas y flores
con luces de feria
y agachabas las cejas para contarme tus algos

tú que me pescaste en el Rastro

Qué queda de aquel alguien que fuimos
si mi memoria es una fiesta
a la que no sé si ir

si en mi cabeza no fueran las 4 de la mañana siempre
a lo mejor podría descansar en cualquier acera
y sentirme una más
de entre toda la gente

puede que así no me invadieran las sienes tus enseñanzas
sobre el buen querer
ni cómo sí y cómo no
se trata, supuestamente, a quien te importa

Silenciarte a ti
que me reías las gracias

que creías en mi misión en la vida

a ti, que me quisiste durmiente

Que estás en el sitio de mi casa donde nos dábamos de besos

y que no es un adiós esto…
no es un adiós esto

es donde me lanzo al vacío, te suelto
ciega en ámbar

donde no tienes que conocerme, ni repartirte
cuando calmé a la terribilitá con leche

donde te recuerdo haciendo nada
y te llevaré aunque ya no existas_

The first day I spoke in a few

could-be-anywhere-bridge

I’d become
this silent secret rock
with a beach in mind

with the wind on my breath, wide awake
living the dream / in&out
to the fullest

I’d created a palace
in a desert island, beauty from scratch
talismans from insomnia

… the joy of climbing nowhere
was knowing no-one
would stop me

truly as happy as could be,
not a sound haunted me
at night I rolled my eyes north
and slept the darkness away

And then

the first day I spoke
– I really spoke, in days –
the first thing I said
was “I’ve missed you”

hadn’t realized…

the tiny pieces of music
undercover,
here to stay

the intentions behind the echoes of madness
heard by so few

Guess I hadn’t figured you out, after all
as if light needed sword

said “where were you”

and I felt so spanish…
my voice came from deep in my heart
and we laughed so hard
about everything & nothing

Here I stand again, before you

singing like a lunatic
in a made up world
playing make-believe, still

(just) tell me it’s not over_

edificio-colores-keguay

El primer día que hablé en varios

Me había convertido
en esta especie de piedrita silenciosa
con una playa en mente

plena, con el viento en el aliento, y despierta
viviendo el sueño al máximo

De una isla desierta / había creado un palacio
belleza de la nada
talismanes del insomnio

… el placer de trepar a ninguna parte
era saber que nadie
me pararía

tan feliz como se puede ser,
sin ningún sonido desvelándome
por las noches rodaba los ojos al norte
durmiendo la oscuridad lejos

Y entonces

el primer día que hablé
– que realmente hablé, en varios –
lo primero que dije
fue “te he echado de menos”

no me había dado cuenta…

de las pequeñas músicas clandestinas
aquí para quedarse

de las intenciones tras los ecos de locura
escuchadas por muy pocos

Supongo que, después de todo, no te había resuelto
como si a la luz / le faltara espada

dije “dónde estabas”

y me sentí una españolaza…
mi voz vino profunda
del fondo del corazón
y nos reímos tan fuerte
de todo y de nada

Aquí estoy otra vez
de nuevo plantada ante ti

cantando como una lunática
en un mundo inventado
jugando a imaginar, todavía

(sólo) dime que no se ha acabado_